sábado, 22 de marzo de 2014

Yo defiendo mi gentilicio


 Tengo más de un mes como de luto, no sé si todos los que han salido de Venezuela se sienten como yo en estos momentos, pero así me siento yo particularmente. Venezuela está sufriendo terriblemente, las causas son muchas y las consecuencias inimaginables para los que estamos lejos. No había querido opinar porque me siento sin derecho porque no estoy viviendo lo que mi gente está viviendo. No estoy allá esquivando barricadas, encerrada en mi casa, oliendo gases lacrimógenos, haciendo colas para comprar productos de la cesta básica, preocupada porque mis hijos no llegan o si están metidos en la manifestaciones. 


Nosotros salimos de Venezuela en el año 1995, en el segundo gobierno de Rafael Caldera. Nuestra decisión estuvo impulsada por nuestra juventud y los deseos de experimentar un mundo nuevo. No tuvo nada que ver con ningún partido político ni la inseguridad, aunque los delincuentes siempre han existido pero  no con las proporciones y la impunidad de ahora. No abandoné el país en medio del caos o por ser perseguida. Me permito escribir estar líneas en nombre de mis papás, hermanos, sobrinos y demás gente querida que están en Venezuela. Por ellos y por todos los padres que están sufriendo al ver sus hijos maltratados, heridos y muertos.

Aquí en el exterior de Venezuela podemos ver todas las noticias, las del oficialismo y las de la oposición. A través del internet podemos ver como nuestros hermanos se están matando por defender lo que cada quien cree que es lo correcto. Cuando veo las imágenes de los GNB golpeando su propio pueblo me pregunto: son realmente venezolanos? que lleva a un GNB a golpear y matar, a una banda armada arremeter contra el estudiante Jaime Yespica y patearlo en el suelo, pegarle con palos y tubos tal como vi en un video de una cámara de seguridad? es necesario utilizar estos métodos para contener a unos manifestantes que gritan, tiran piedras, bloquean accesos, queman cauchos y hacen barricadas? Las manifestaciones no son un invento de ahora, las protestan siempre han existido. También sé que han muerto guardias y civiles a causa de guarimbas o barricadas. Por eso más de uno vendrá a preguntarme porque los manifestantes tienen que destrozar, quemar, hacer barricadas y guarimbear?  Yo tengo una respuesta, cual es la tuya?  yo te aseguro que nuestras respuestas son diferentes. Acaso tenemos por obligación el pensar igual para entendernos?  Yo celebro la diferencia, y eso es lo que nos hace crecer, cuando en medio de nuestras diferencias nos podemos manifestar sin estar de acuerdo. Sera posible que no hayan puntos de encuentro? Acaso no todos los venezolanos están sufriendo la escasez, la delincuencia, los secuestros, la inflación y pare de contar?  Cuando el delicuente se sube al carrito por puesto pregunta quienes son chavistas para no robarlos? cuando hacen las colas para comprar leche, aceite, harina pan se hace la cola de acuerdo a la militancia? cuando secuestran a alguien le preguntan si está con el gobierno?

Yo nací en el año 1970 y durante los 25 años que viví en Venezuela gobernaron seis presidentes, mi papá era militante de un partido y mi mamá se inclinaba hacia otro completamente diferente. Mis vecinos todos eran gente trabajadora que con su empleo digno sacaba adelante a sus hijos, unos más aventajados que otros económicamente; unos adecos, otros copeyanos, otros de izquierda; algunos inmigrantes de países que ya habían vivido la guerra y la dictadura; habían blancos, mulatos y negritos,  pero nunca nuestras diferencias nos hicieron odiarnos unos a otros.

También crecí en una iglesia evangélica donde la diversidad era la regla, y aunque no se hablaba de política en la iglesia, yo estoy segura que nuestras tendencias políticas eran diferentes. Mis amigos de la escuela dominical venían de hogares muy humildes así como de familias un poco más acomodadas, pero siempre nos unía una sola fe, una esperanza y un solo Dios.

Toda mi primaria y mi secundaria la hice en instituciones públicas, porque mi mamá como educadora siempre creyó en la educación pública y gratuita en Venezuela (la educación es gratuita desde el gobierno de Guzmán Blanco). Allí también estudié con cientos de alumnos que venían de diferentes sectores de la ciudad, todos diferentes, todos bajo el mismo sistema educativo que nos enseñaba las riquezas de la diversidad cultural, ideológica y política de nuestro gran país.

Durante estos seis gobiernos hubo becas alimentarias, becas para estudiar en el extranjero, créditos para la vivienda. Yo obtuve un crédito para construir mi casa en el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, el gobierno me dió los materiales, cementos, cabillas, bloques, etc. para que yo construyera mi casita. Aunque yo tenía un poco más de ventaja económica que los demás, otros en el mismo sector que no tenían vivienda también recibieron sus créditos y le construyeron sus casas.

Yo no defiendo un político, ni un partido, ni ningún presidente, yo defiendo mi gentilicio. Yo defiendo al venezolano capaz de ser diferente y respetar las diferencias del otro. Y con esto me refiero a opositores y oficialistas. No estoy de acuerdo con los calificativos, los estereotipos y los dedos señaladores. Pero tampoco estoy de acuerdo con defender lo indefendible, con hacer de un líder como un dios y ponerlo por encima de nuestros puntos en común. No estoy de acuerdo con los líderes que buscan su propio beneficio y engrandecer su imagen egocéntrica (y eso va con los dos bandos). El gobierno de Chávez benefició a mucho pueblo venezolano pero nos ha dividido como ningún gobierno lo había hecho y eso nadie puede discutírmelo. La oposición ha cometido errores garrafales que han permitido que lleguemos hasta este punto.

Es posible que el actual gobierno puede tener un discurso coherente, que pueda hablar de paz sin descalificar al opositor? es posible que en la asamblea nacional puedan dejar hablar a los opositores sin amenazarlos y agredirlos? es posible que los líderes opositores pueda unirse y formar un frente sólido sin intereses ocultos? es posible que los opositores en su dolor dejen de menospreciar al oficialista?

martes, 31 de diciembre de 2013

Gracias 2013

Tal vez esta sea mi última publicación en Joie de vivre, ya hace mas de 6 meses que no paso por aqui nisiquiera para dejar una foto.   Pero el 2013 no puede irse en blanco porque fue un año generoso, que trajo bonitas sorpresas y retos muy gratificantes. No se cuando estaré de vuelta por aqui, asi que dejo como siempre mi collage de fotos:

Doce meses :: Doce fotos 


Si no estoy por aqui, seguro estare en Instagram or Twitter:

www.twitter.com/joiedevivre
www Instagram/milca_carolina




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...