martes, 16 de mayo de 2006

Dias de lluvia



Ayer, hoy, mañana, en fin casi toda la semana, la lluvia nos mantendrá adentro de los centros comerciales, caminando por los subterráneos y con nuestros respectivos paraguas en las manos.

Y es que aquí en Montreal así llueva a cántaros la vida continúa. Yo no sé, si la cosa habrá cambiado estos últimos años, pero yo recuerdo que cuando vivía en Barquisimeto la lluvia era un simple motivo para llegar tarde a la escuela, al trabajo, etc. Especialmente en Cabudare, en donde parecían ríos que estuviesen bajando y era toda una odisea cruzar las calles en las esquinas. Si no eras mojada de pies a cabeza por los carros que sin ninguna consideración pasaban al lado de tí, entonces te tocaba chapalear para poder pasar al otro lado de la calle.

Aquí mijito me toca andar con un paragua que casi parece una carpa con tal y no me moje. Tres veces a la semana me toca caminar media hora para buscar a mi hija a la escuela despues del trabajo, pues ni la lluvia, ni la nieve, ni el frío a -15 grados centígrados son una excusa. Bueno, a veces hago excepciones y agarro el metro pero me desvío tanto cambiando de líneas que tardo la misma media hora para llegar a la escuela.

5 comentarios:

La Barquisimetana dijo...

La verdad aqui en Barquisimeto nada ha cambiado con respecto a la lluvia y mucho menos en cabudare, los ríos son los mismos, y las mojadas monumentales... Y la costumbre de llegar tarde bajo la justificación de ¡¡¡Esta cayendo un palo de agua!!! sigue intacta, no han cambiado mucho las cosas por aqui... Saludos y seguiré visitando!!!

Khabiria dijo...

Bueno Kar@l, yo creo que no ha cambiado mucho ni en Barquisimeto ni en Caracas, porque cuando apenas cae una lloviznita el trafico colapsa, las calles parecen rios, se desbordan las quebradas y las alcantarillas dejan de funcionar.....seguimos igualitos!
Un abrazo

Consuelo dijo...

Afianzo el comentario de la Guara, pues vivo en Cabudare y te aseguro que aun en carro es toda una odisea salir de aqui.

No solo eso, como palavecino sigue creciendo, algunas taguaritas se inundan y ocasionan varios agravios a sus propietarios.

Estos dias la lluvia ha hecho caer arboles, ha inundado ambulatorios y uno que otro daño mas pequeño. Ehhh linda tu casa¡¡

Cariños Guaros

Caty dijo...

Que risa! es verdad todo eso! Yo vivi en Vancouver, donde llueve cai 9 meses al año.....y alli uno no podia decir: no salgo porque ahora llueve.........sino no salias nunca!

Jacqueline dijo...

Yo creo dos cosas:
1. Que aquí no llueve tan duro. Jamás como los diluvios tropicales de Venezuela, que paralizan ciudades, tumban cerros y desboran ríos.

2.Que los canadienses, si esperan el clima ideal para salir a la calle, pasarían la vida encerrados. Aquí se sale o se sale. Yo, como soy nueva, tengo una sagrada excepción: Freezing Rain, que salga su abuela!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...