lunes, 27 de noviembre de 2006

Que haría yo si...?


Este fin de semana escuché una historia real que me impactó. Ésta es la traducción de la historia tal cual como ocurrió:

Un día caminando por la calle me encontré un indigente sucio de pies a cabeza, con una barba muy larga. Su barba era impresionantemente larga y con restos de comida vieja incrustada. El indigente caminaba a lo largo de la cuadra mientras hablaba entre dientes y sostenía una taza de café de McDonalds en su mano. Cuando me vió se dirigió hacia mí: " Hey, quieres tomar un poco de café?"

Sabía que debía tomar un poco y ser cortés, entonces lo hice. Le devolví su taza y le dije: "Eres muy generoso al ofrecer tu café, hay un motivo especial por el cual estás ofreciendo tomar de tu café hoy?" El me contestó: "el café estaba tan rico hoy, que pensé que si Dios me estaba dando algo bueno debería compartirlo con la gente"

Inmediatamente pensé que era una trampa y le pregunté: "debe haber algo que pueda darte de vuelta?", estaba seguro que me pediría cinco dólares. El me dijo: "claro que sí, me puedas dar un abrazo". Sinceramente hubiese preferido que me pidiera los cinco dólares.

El puso sus brazos sobre mí, yo lo abracé también. De repente me dí cuenta que no me quería soltar. El indigente me estaba abrazando y no me quería soltar! Ahí estaba yo, un hombre con cierto status, siendo abrazado por un indigente en medio de la calle. La gente seguía pasando a mi lado, me miraban y me daba pena! Luego, la verguenza se fué convirtiendo en asombro...


La historia continúa y tiene una connotación particular, especialmente religiosa. Pero aún separando la parte religiosa del encuentro, me impactó el hecho de que éste hombre, protagonista de la historia, haya cedido un primer momento a tomar café de la taza del indigente y luego a darle un abrazo... Me imagino la taza de café usada, sucia y tal vez comida por los bordes. Me imagino la suciedad de sus ropas raídas, y su barba. Su barba larga y sucia. Sería yo capaz de hacer lo mismo que hizo este hombre de "cierto estatus" si se me presentara la oportunidad? O sería capaz de dejar pasar la oportunidad de regalarle un simple abrazo a alguien que lo necesita?

15 comentarios:

El loco dijo...

Es todo un dilema no?...realmente no se que haría en ese caso...creo que seguiría de largo como hacemos todos...
triste pero cierto, llevamos el miedo en el cuerpo}
SAludos Karol

Nostalgia dijo...

yo le sacaría el cuerpo...
quien me garantiza que no es otro lunático?
sad but true.
besitos ♥

Roswell Joselin dijo...

Un dilema, una diyuntiva, que sin pensar y a nivel de raccion no podria tomar del cafe o compartir la taza y una persona con tanta falta de higiene, si supiera que quiere un abrazo creo que me encontraria muy en Shock, pero siendo sincera no creo que pueda abrazarlo, si lo ayudaria si el presentara una actitud muy noble y tengo el dinero para ese momento con todo el gusto del mundo le compraria un desayuno, pero de verdad-verdad, no es ser mala, soy muy necia para comer si el ambiente no esta limpio, creo que simplemente no podria compartir la misma taza,,,Sera que tengo que agregar que Dios me perdone o decir es la naturaleza del ser humano y la mia...
Adicionalmente mi experiencia con los vagos de la calle y ninos abandonados es que he intendado ayudar y me sale el tiro por la cul@@@@ hasta robada he salido :-(
pd: te deje una respuesta en mi blog y te tengo un dato la Harina Pan la puedes conseguir en west island en el Marche Adonis, 4601 boul Des Sources Roxboro, QC, H8Y 3C5
Telephone
(514) 685-5050

wow!! DEJE UN TESTAMENTO JIJIJI

Jacqueline dijo...

Hay uno más cerca en el boulevard Saint Jean y otro en Pointe-Claire, dice Lau...
Mira, loca, tú me dejaste ese anónimo?
Si vivo aquí metida!!!!
vengo al ratico.

k@rol dijo...

Loco, Nostalgia y Roswell:
esta experiencia es muy especial, pienso y pienso y creo que yo tampoco podría hacer lo que hizo este hombre. Tal vez son experiencias muy particulares que viven determinadas personas y que demuestran lo que son. Solo quería compartir el tema que me impactó mucho y me hizo pensar todo el fin de semana.
Jackie:
siiiii locadia fui yo, sorryyy :-(

Jacqueline dijo...

Estás de carretera :)

Roswell Joselin dijo...

Si definitivamente un tema complicado y una lectura o conversa que deja impresionada,,,como no compartirla y matar la curiosidad de que piensan los demas :-)

Jacqueline dijo...

(ya regresé) Pues me da mucho dolor decirte que ni loca tomaría de su taza. Estoy segura de que me pasarían por la cabeza miles de enfermedades y mis dos hijitas. Lo siento, pero pensaría cualquier cosa loca (se me ocurren miles) antes de beber de su café. Es triste pero es mi respuesta sincera. Será una historia verdadera?
Y con lo cobarde que soy!

Rigoberta dijo...

Hola K@rol!!!

Bueno chama, yo en ese aspecto soy MUY cobarde, seguramente si viera a un pordiosero en la calle ofreciéndole café a la gente cruzaría la calle antes de llegar... todo mi filantropismo murió en Caracas, y sí es triste, pero es el mundo en el que vivimos y hay que aprender a vivir con ello... sin embargo tienes razón... ese tipo de cosas lo dejan a uno pensando...

Un abrazo

k@rol dijo...

Jackie:
Si es una historia real, si clicas el link la puedes leer. La página es un poquito larga, está como a la mitad. Esto ocurrió en Chestnut street en Philadelphia.

Nostalgia dijo...

escribeme a bella440@hotmail.com
necesito comunicarte algo privado.
besito ♥

k@rol dijo...

Nostalgia:
Listo!!!

MafitA dijo...

Yo pienso que uno nunca sabe como va a reaccionar a los hechos hasta que se ve involucrado en ellos, muchas veces me ha pasado que me anticipo erroneamente a las situaciones, asi que lo mejor que te puedo decir, sin temor a equivocarme, es que no tengo idea de lo que haria yo si algo asi me sucediera!!

Ahora hablando del relato, particularmente pienso que lo bonito y lo que, de hecho, me llamo la atencion es la parte en que el indigente dice que sintio que Dios le habia regalado algo bueno y es por eso que lo quizo compartir. Yo me pregunto, cuantas veces nos hemos visto nosotros con cosas BUENAS y las hemos dejado de compartir precisamente por ese adjetivo?.... No creo que haya sido egoismo, en muchos casos es simplemente que queremos aprovechar eso bueno (poco o mucho) que la vida nos regala; pero ese indigente inclusive contando con muy pocas cosas buenas, comparte una de ellas. Que grandioso, no?

Me hizo reflexionar mucho, estuvo bueno...

Saludos.

A-X dijo...

Miradas que nos descubren entre la gente. Palabras y frases que se convierten en ojos que se miran. Un hombre libre que nos mira desde fuera del agua y desde dentro del deseo. Un hombre que tiene ahora rostro donde antes había solo palabras.

Delicioso...

Gracias por las palabras...

pasate por casa cuando quieras...hay mate

A.-

Anónimo dijo...

Bien buena esa historia que para mi no es nueva ya que pasa con frecuencia en todas partes. Lo interesante es que no siemprre se cuenta y tu lo haces con verdadera vocación Cristiana.Yo particularmente lo he vivido varias veces. Claro! hoy por hoy es de cuidado porque la droga fluye por todas partes.
Un beso grande cariñosso y bullicioso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...