viernes, 16 de febrero de 2007

Cuando la compasión se convierte en indolencia

{Parte final}

Faltan sólo unas semanas para que Anne-Marie termine su terapia. Luc llama por teléfono todos los días, le pide que abandone la terapia y que vuelva con él. Aparentemente está arrepentido, le jura que ha cambiado y que juntos van a comenzar una nueva terapia. Las consejeras se dan cuenta de los signos de ansiedad de Anne-Marie y le sugieren que no accepte más llamadas de Luc. Simón y Eric, están mejor de salud, sin embargo sus calificaciones han empeorado. Están mas retraídos, quieren estar junto a su mamá. El hogar en el que estaban de manera temporal, no puede con la carga de los dos niños. Simón, el mayor, va a ser enviado con otra familia.

Las otras mujeres en el albergue, opinan, comentan. Algunas bien intencionadas tratan de apaciguar su desesperación y le cuentan sus propias experiencias. Otras quisieran verla permanentemente dentro del círculo vicioso de desidia y la empujan hacia Luc. Las consejeras hablan con Anne-Marie y ven que una depresión está a las puertas. Una de las consejeras culpabiliza el sistema, otra culpabiliza el carácter débil de Anne-Marie, otra casi apuesta que la verán de vuelta dentro de tres meses.

A pocos días para terminar la terapia, en medio de la angustia, Anne-Marie regresa con Luc. La caída al abismo es aún más violenta, más desesperante, más arrebatadora.


*Ésta es una historia ficticia que resume la situación de miles de mujeres que han venido a las puertas del albergue en donde trabajo. La compasión se convierte en indolencia cuando éstas historias representan sólo números, estadísticas de una realidad que nos rodea.

11 comentarios:

j-oda dijo...

Cuando o como el ser humano pierde el rumbo, el pedido del Padre de venir a ser felices?

Tristemente descrito la acertada realidad de tantas familias.

Celebro tu sensibilidad, que aún permanece intacta a pesar de los intereses externos.

Desde mi ahora agradezco tu contacto y tu corazon pleno de apoyo.

A veces no tenemos que estar en la situación extrema para no saber donde estar o no dejarnos afectar por creer resultar invasivos para otros.

Gracias otra vez por tus letras.

Wating dijo...

Me parece triste la historia, supongo que debe ser duro para ti vivir esto tan cerca día a día, gracias por compartir la historia, seguro que no habrá sido fácil para ti escribirla.
Un fuerte abrazo!

david santos dijo...

Hola!
Gracias por compartir la historia.
Buen fin de semana

Victor Escalona dijo...

Vaya que nos atrapaste con esta historia!.
Saludos

Rigoberta dijo...

K@rol!!! chama que bueno verte por mi blog, aquí estoy devolviéndote la visita...

Esta historia que nos cuentas es súper triste... y me imagino que tener que verlo tooodos los días debe ser muy fuerte para ti... me parece muy valiente de tu parte!!!

Un abrazo fuerte!!!

Nostalgia dijo...

Me he leído la historia de Anne Marie.
Y lo peor es que esa adicción a la autodestrucción en muchos casos no tiene cura.
Valientes ustedes que están dispuestos a ayudar siempre. Ojalá la chica tenga salvacion.
Un abrazo ♥

CAROLA315 dijo...

Que pueden sacar de bueno estos ni~os, los hijos de Ann Marie? Es ficticia esta historia pero los ni~os son los que mas afectados se ven, me pregunto si ante tanto problemas y vicios de sus padres se sentiran queridos, amados?
Que horrible que estas cosas pasen, se repiten sin falta alguna.

Victor Escalona dijo...

Paso por acá para invitarte a la "Cadena de abrazos gratis", ahora tu puedes participar... Saludos

j-oda dijo...

Pase a saludarte, desde mi ahora.
Con cariños para ti.

Roswell Joselin dijo...

Hola pasando a Saludarte.....Besis y feliz tormenta de nieve,,yo muriendome porque no he podido salir a disfutar de esa nieve,,,,pero estoy disfrutando de mi pequena pedacito de mi y adapatandonos la una a la otra...Dios para mi lo maximo quien me llena de fuerza y esperanza quien me acompana cada dia :-)

Pati @-;-- dijo...

Es una pena. La verdad hay muchas cosas que damos por sentado y aunque nuestra propia vida no ha sido fácil hemos tomado algunas decisiones correctamente y hemos sabido aprovechar las oportunidades.

Pero hay mucha gente que no puede decir lo mismo, y supongo que debe ser muy frustrante ser testigo de lo que pasa con sus vidas y no poder ayudarles... porque ni siquiera ellos mismos pueden hacerlo.

Gracias por compartir esto con nosotros. Todo un aprendizaje tu reflexión, K@rol.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...