lunes, 25 de febrero de 2008

Con - su - mismo

Éste es un post largo, raro, extraño, weird, freak. No lo lean si en estos momentos están anhelando comprando el último gadget electrónico del momento o esos zapatos designer que están de moda o cualquier otra cosa novedosa que nadie tiene y que usted está esperando que salga en el mercado. No me malentienda, ésta es solo una reflexión momentánea, tal vez incoherente y sin sentido.

A veces me asombro del dinero que pasa por nuestras manos y se va como agua entre los dedos. Cuanto más ganamos, más gastamos. Nos dejamos absorber por el consumismo, por lo que la publicidad nos mete por los ojos y nosotros como borregos vamos y compramos. No nos cansamos de comprar más, de tener más, de querer más. Somos bendecidos de muchas maneras. Sin embargo, a veces gastamos más de lo que ganamos. Nos endeudamos, somos presos del consumismo.

Cuántos de nosotros podríamos pasar un día, una semana o un mes sin comprar nada? Que tal un año gastando el mínimo de dinero? Comprando únicamente lo necesario para vivir: comida,agua, medicinas, servicios básicos(electricidad, teléfono, gas) y consumiendo de manera austera y razonable. Podríamos vivir un año sin comprar ropa, zapatos y accesorios? Podríamos transformarlos, repararlos y reconstruirlos (nuestra ropa y zapatos) para continuarlos usando? Podríamos vivir un año sin cable y sin celular? Seríamos capaces de cultivar y comer del producto de nuestro jardín: frutas, hierbas aromáticas, verduras, tubérculos, etc? Podríamos preparar nuestro propio jabón, shampoo, crema dental, detergente para lavar con los ingredientes básicos y no contaminantes? Podríamos dejar de comprar papel toilette y toallas sanitarias y usar métodos alternativos? Cuántos podríamos implantar el trueque entre nuestras amistades y beneficiarnos unos con otros de lo que poseemos?

Quieren ver si es posible? Visiten el blog de Rianna, una americana que vive en el sur de Francia. Éstos son los motivos de Rianna para emprender lo que ella llama un "slow year"

Why am I doing this?
I embarked on this slow life after seeing the waste from two peoples lives cut short. My husband's family halved in one month and we were left to sort through their closets, sell the car, and shake our heads at the material “stuff” that lived on longer than his grandmother’s precious words and his fathers new lease on life as a first time grandfather.


Rianna emprendió la "slow life" o "vida lenta" después de ver lo que dejaron dos personas cuyas vidas fueron acortadas repentinamente. La familia de su esposo fué reducida a la mitad en un mes. Ella y su esposo quedaron para ordenar los closets de ellos, vender el carro, y sacudir sus cabezas ante todas las "cosas materiales" que sobrevivieron a las hermosas palabras de la abuela de su esposo y a la nueva etapa en la vida de su suegro como abuelo por primera vez.

Durante un año y a partir de agosto 2007, Rianna compra solamente medicinas y comida (lo estrictamente necesario) directamente de los productores locales. No compra ropa, ni accesorios, ni cosméticos, ni productos de baño, ni productos de limpieza. Rianna transforma, reconstruye y reusa todo lo que tiene. Cultiva en su propio jardín algunas frutas, verduras, hierbas aromáticas y especias. Prepara los productos de limpieza, shampoo y crema dental con productos básicos como bicarbonato de soda, eucalipto, tea tree, vinagre, etc. Tiene servicio de téléfono porque necesita el internet para comunicarse con su familia en USA y para su blog. No tiene celular, ni cable. También practica el trueque con sus conocidos, cambiando aquellas cosas que no necesita o que tiene demás por aquellas que no tiene.

Algunos preguntarán: por qué hacerlo?, y yo pregunto: por qué no? Piensan uds. que vivir de esta manera es ser miserable?

Enlaces interesantes
cómo fabricar jabon
remplazando el papel toilette
remplazando las toallas sanitarias
remplazando los tampones
mooncup
diva cup

13 comentarios:

Alleta dijo...

Ummmm creo que todos los excesos son malos. Yo estoy de acuerdo en que el consumismo es algo que hay que controlar. Trato de hacerlo. No me gusta llenarme de peroles innecesarios. No soy amante de coleccionar nada. Pero pretender vivir como el en el siglo XV, haciendo nuestros propias toallas sanitarias, papel toilett?? no gracias. Hay que mantener la cordura!!!

Irantzu dijo...

Claro, yo opino como Alleta... no me da el tiempo ni el espacio ni las ganas ni los recursos (aunque esto ultimo suene contradictorio) para estar fabricandome yo jabones, papel, shampoo...
Ahorro mas comprando esas cosas hechas!
Y bueno, tampoco soy consumista, nunca lo fui, nunca he tenido cantidad de dinero como para darme grandes gustos. El maximo fue un concierto el anio pasado. Ropa me compro cada 12-18 meses, zapatos idem... en comida no me doy lujos, es que no tengo plata! Y si tuviera, tampoco seria de comprar por comprar, aunque en musica y libros si me arruinaria un poco, lo admito!
Pero fijate que a pesar de no ser consumista, de comprar lo justo y necesario, de no darme ningun gusto, ni siquiera ir al cine (a menos que me inviten) ni comer fuera ni nada, igual se gasta un monton en tan solo vivir: transporte (aunque ahora en bicicleta casi nunca tengo que usarlo), jardin infantil, ropa para mi hijo (porque inevitablemente crecen), arriendo, y cosas necesarias: casco de bici para el ninio, baterias para algunos de sus juguetes, una cacerola, etc...
Pero supongo que hay una diferencia entre comprar algo que se necesita, que comprar por comprar, o por "creer" que se necesita...
Este comentario resulto eterno! Perdon! Es que el tema es interesante...

RacuRock dijo...

interesante forma de vivir pero no creo que sea para mi.. soy pegado a las tiendas... aunque no compre mucho.. no viviria asi.

Cho dijo...

No es ser miserable… es simplemente una opción de vida.

Esto me recuerda por ejemplo a Daniel Day-Lewis, el actor que acaba de ganar el Oscar, que por un tiempo decidió retirarse a un pueblo en Italia y dedicarse a ser zapatero y a la carpintería… su opción de vida era el retiro, lejos de la fama y los lujos.

Particularmente no me veo viviendo así, pero tampoco soy compradora compulsiva ni de marcas, ya que trato de comprar siempre lo necesario.

Saludos,

Jacqueline dijo...

Desde que me mudé a Canadá he abrazado un estilo de vida mucho más simple, inspirada en un blog que empecé a leer hace unos tres años. Una de las cosas que me hacía ilusión de empezar la vida desde cero era dejar a un lado las marcas y los excesos a los que me había vuelto proclive en Venezuela.

Puedo decir muy orgullosamente que lo he cumplido. Incluso he llegado más allá de lo que me imaginaba. Aunque nunca he sido consumista, aquí lo soy mil veces menos y eso me gusta mucho. He encontrado otras fuentes de satisfacción diferentes y más nutritivas para mi mundo interior.

Sin embargo, como dice Alleta, todo exceso es malo. Los fanatismos me aterran y no usar papel toilet me parace un fanatismo.

No creo que sea miserable. Es una opción, pero demasiado radical para mi.

Un beso K@rol, están super interesantes tus posts, en serio.

Anne dijo...

No es miserable, solo es su manera de vivir, habran quienes sean mas razonables que otros pero es que si todos viviesemos igual la vida seria medio aburrida y a parte creo que tambien el facilismo nos esta llevando al consumismo, es como una trampa, tienen un jueguito ellos dos, no?

Nostalgia dijo...

yo siempre he sido de la opinión de que cada uno debe vivir la vida que lo hace feliz (sin afectar a terceros)
si me hiciera feliz gastarme el dinero en cosas materiales, pues lo haría. a nadie haría daño con ello.
si me hiciera feliz vivir en la estrechez voluntaria y adentrarme en la senda de lo estrictamente espiritual, pues también tendría derecho a ello.
bravo por Rianna.

Ana dijo...

Interesante reflexión K@rol, para ver hasta qué punto lo que consumimos lo consumimos por necesidad o por pura rutina. Tenemos prácticas que afectan no sólo a nuestro bolsillo sino al planeta y deberíamos ser conscientes de ello sin llegar a fanatismos.
Yo también intento que mi alimentación sea al máximo biológica, verduras, frutas, huevos. Procuro conseguirla en mi herboristería, fabrico mi leche de almendras, de avena, de piñones. Hago lo que puedo, es una opción y yo he elegido esa opción, no me gustan las grandes superficies y voy lo mínimo a ellas.
Admiro tu fuerza de voluntad con el ayuno, yo no puedo hacerlo porque tomo mucha medicación pero me gustaría.
Un saludo.
Ana

Gerardo Omaña dijo...

Es para mi muy satisfactorio hacerte llegar mi emoción de agradecimiento por el estímulo que con tus comentarios en mi blog han hecho posible la NOMINACIÓN para optar al premio Premios Pequeño Principe 2008

Es gracias a ti, al igual que los demás posedores de un blog que con tanto afecto nos comuniquemos la magia que en ellos se encierra.

Ya se abrió la etapa de votaciones. La pagina donde estamos los nominados es la siguiente:

http://premios-principito.blogspot.com/2008/01/votaciones.html

Al final de ella se encuentra; publicar comentarios, y entonces se pega el ID de su preferencia. El ID que me corresponde es: ID.080244 GERARDO "Imaginaria"
En caso que tu deseo sea por otro colega nominado puedes copiar Su ID.

Con mi agradecimiento. Recibe un beso para tu alma.

Bea dijo...

Hola Karol... pues no sé que decirte... llevo toda la semana pensando....y no quiero juzgar a Rianna, pero me parece un poco radical ....Lo del papel higiénico, las compresas y tampax... pues como que no me vá ese tema (eso lo hacían nuestras abuelas..) y yo ni tengo el tiempo ni quiero lavar, ni estoy por la labor y además no es necesario...Que efectivamente gastamos mucho más de lo que necesitamos pues sí..pero yo soy de la opinión de que si tengo que trabajar... prefiero disfrutar del dinero, a tenerlo muerto de risa en el banco. En el tema ropa.. te puedo decir que para mí es lo más fácil...solo compro en las rebajas y este año ni eso, hasta el invierno que viene no renuevo el armario... los zapatos eso son otro tema (son mi debilidad), pero tengo que ir a trabajar y los zapatos se gastan... Lo del ahorro energético también estoy de acuerdo..pero me parece que leí por encima que se bañan una vez a la semana (tengo que releerlo)eso me parece muy fuerte, se conoce que no deben trabajar en una oficina!!!..... y en cuanto al cultivo de alimentos, ya me gustaría a mí tener una casa de campo con finca donde cultivar, pero desgraciadamente para el 70 % de la población no es factible... (yo en mi terraza tengo plantados tomates cherry, pimientos, dos piñitas tropicales y una planta de berenjena .. a mí si que me gustarían poder subsitir con las verduras cultivadas por mí)...También por lo que puedo entrever en sus fotos...creo que puede ser gente que tiene dinero y que no viven "miserablemente" pero creo que no tienen que trabajar...no quiero ni siquiera pensar que sea un "frivolidad" de ricos (espero equivocarme y no ofender a nadie)...Bueno, esa es mi opinión. Un beso. Bea

Gerardo Omaña dijo...

FELÍZ DÍA.
La mujer, hoy, mañana y siempre complice del hombre en esta vida, siempre iguales y no de otra manera.
Besos para tu alma agradecido de tu apoyo y de tu afecto.

Caty dijo...

Yo creo que el consumismo es una especie de bulimia psicologica jajajaja! en la que nos vemos envueltos por muchas razones...

En mi opinion es importante tratar de no dañar el medio ambiente en lo posible, con nuestra forma de vivir y de no estar tan apegados a las cosas materiales (la gente que se pone nerviosa porque tiene una rayita en el carro siempre me traumatiza...) Comprar local y reparar en lugar de comprar cosas nuevas es una forma, reciclar, dar lo que no usamos en lugar de acumularlo, etc.

Creo que cada pais tiene formas de consumir particulares, la sociedad canadiense (en cantidad) me parecio en general mas consumista que otras sociedades que conozco

Creo que el equilibrio es importante.

Yo siempre he comprado libros y musica como un alimento importante.

Nosotros nunca tendriamos con que bañarnos si dependiera de que yo fabrique el jabon...jajajajaja! y hay que tener tiempo para hacer esas cosas no?

Lo que si es cierto es que estamos acostumbrados a "muchas cosas" para vivir, pensamos que sin ellas no estariamos bien, muchas necesidades vienen del consumo precisamente, son "nuevas" necesidades que nos creamos.

Y también es diferente ser Robinson Crusoe que jugar a ser Robisnson Crusoe. Aunque siempre que he estado en medio de nada un tiempo, con casi nada, bañandome en una cascada con jabon las llaves (o sin jabon) o con la sal en el cuerpo y descalza, siempre, siempre, me he sentido inmensamente feliz!

Un amigo que viajo a la India tenia un amigo alla que solo tenia lo que llevaba puesto y comia dependiendo de lo que hubiera trabajado ese dia. Si no estaba enfermo estaba feliz, no necesitaba nada mas..pero nosotros tenemos mucho...la mayoria de nosotros no podriamos ser eél, o nos sentiriamos "fracasados" Nuestra sociedad mide mucho a la gente por lo que tiene y lo que pero es que nosotros también nos medimos por eso: lo que tenemos y lo que hacemos...

uf! perdon por el discurso!

Post super karol! Besitos!

Gus dijo...

Muy interesante Karol, es la primera vez que te visito. También vivimos en Montreal.

Estoy leyendo "Comment le capitalisme nous infantilise", imperdible.

Muy interesante tus reinvenciones también y muy positivo tu blog.

Un saludo!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...